Metodología SMART para definir objetivos

“Trabajar sin objetivos es como un astronauta flotando en el espacio, sin rumbo. Es necesario establecer una dirección”.

Muchos de nuestros clientes definen sus objetivos de una forma global. Y en muchos casos, confunden los objetivos de negocio con los objetivos de marketing.

Por ejemplo:

Una empresa de cupcakes desea vender más y que su marca sea reconocida.

Aquí estamos hablando de dos objetivos completamente diferentes para lo cual se necesita de estrategias y planeamientos distintos.

Siguiendo con el mismo ejemplo.

El objetivo de negocio seria:

“Aumentar las ventas del negocio de cupcakes”.

Para lograr este objetivo es necesario definir una estrategia y por lo tanto, un objetivo de marketing ligado, en este caso, al branding.

“Aumentar el reconocimiento de nuestra marca de cupcakes”.

Es por ello que se hace necesario separar los objetivos de negocio con los de marketing. Esto no quiere decir que sean ajenos.

La importancia de definir un OBJETIVO

Para medir la eficiencia en la definición de los objetivos de nuestros clientes, en AS recurrimos a la METODOLOGÍA SMART.

SMART,  hace referencia a un acrónimo en inglés cuyo significado es “INTELIGENTE”. Cada letra de la metodología SMART representa un requisito que tus objetivos deberán cumplir.

A continuación les dejamos una infografía muy útil que les ayudara a comprender mejor la metodología SMART y podrán aplicarla a sus negocios.

¡No olviden dejarnos sus comentarios, mucha suerte!

Autor: Carlos Gastelo – Coordinador de Marketing en  AS Publicidad & Marketing